Soporte OpenShift

OpenShift, la solución de Red Hat para aumentar la productividad de los desarrolladores e impulsar la innovación

Contacta y despega
Te asesoramos sin compromiso.
Nombre y apellidos
Email
Prefijo
Teléfono

/ Soporte OpenShift by Genos

Genos ofrece soluciones que integran tecnologías avanzadas con un equipo de profesionales altamente cualificado para garantizar el éxito de tus proyectos.

¿Qué me ofrece el servicio?

El soporte que necesitas para el éxito de tu proyecto, desde la consultoría hasta la configuración y mantenimiento.

¿Por qué lo necesito?

OpenShift es una herramienta que ofrece una solución práctica y eficiente para los desarrolladores, ya que les permite tener su aplicación en un clúster de OpenShift y aprovechar el abanico de posibilidades de gestión que ofrece kubernetes.

Áreas de actuación

  • Despliegue de aplicaciones en el clúster de Red Hat OpenShift
  • Diseño de arquitectura para clústers OpenShift
  • Automatización de despliegues y configuraciones
  • Mantenimiento del entorno en los diferentes proveedores de infraestructura
  • Automatización de procedimientos
  • Soporte a la resolución de incidencias de alta complejidad
  • Monitorización
  • Backup

OpenShift qué es



OpenShift es una plataforma de desarrollo basada en contenedores Kubernetes de la empresa Red Hat. Esta solución está diseñada principalmente para ser parte de una estrategia de nube híbrida abierta. Sus características de Cloud Computing de la capa PaaS, le permiten gestionar implementaciones de nube híbrida, multicloud y edge computing de forma muy sencilla. Los desarrolladores usan los contenedores de Kubernetes para desplegar aplicaciones en distintos lenguajes de programación.

Con esta plataforma los equipos de desarrollo pueden trabajar en conjunto para trasladar las ideas a la producción de forma más eficiente, gracias a que OpenShift ofrece integrales operaciones automatizadas, experiencia uniforme en distinto entornos y la implementación de autoservicio para los desarrolladores.

El objetivo de Red Hat con OpenShift es aumentar la productividad de los desarrolladores e impulsar la innovación.



OpenShift vs Kubernetes



OpenShift y Kubernetes son dos herramientas de gestión de contenedores que salieron al mercado para cubrir las necesidades de los desarrolladores. Aunque ambas comparten funciones, presentan algunas diferencias.

Actualmente, Kubernetes es el gestor de contenedores más conocido, en parte porque fue desarrollado por Google y ha recibido un gran apoyo de la comunidad. Kubernetes ofrece una gran variedad de funciones y puede adaptarse a cualquier tipo de proyecto, ya que al ser open source, se puede encontrar distintas distribuciones del software por la red. Leer más +

La flexibilidad que caracteriza a Kubernetes también es la causante de que no existan soluciones predefinidas, sino que, para que funcione la gestión de contenedores, antes hay que configurarla. Esta característica, es también la que convierte a Kubernetes en un software compatible con cualquier sistema operativo.

Por otro lado, OpenShift es una solución de pago de la empresa Red Hat que puede considerarse una distribución de Kubernetes con servicios añadidos.

Al ser un producto acabado, los estándares de seguridad que ofrece predefinidos son altos. En el caso de Kubernetes, es el usuario el responsable de configurar la seguridad de la plataforma.

Además de la opción de pago, Red Hat ofrece OKD (antes conocido como OpenShift Origin) una solución open source.

Todos los productos de gestión de contenedores tienen en común que toman Kubernetes como base. En lugar de tener que configurar Kubernetes, OpenShift te ofrece un entorno ya configurado y preparado para desarrollar, testar e implementar aplicaciones.



Características de OpenShift



  • Elasticidad: Gracias a OpenShift los desarrolladores pueden escalar las aplicaciones fácilmente, en caso de demanda elevada, para que distintos contenedores sirvan a la misma aplicación.

  • OpenShift permite desplegar aplicaciones en diferentes entornos: Por ejemplo, tener un clúster de desarrollo para probar la aplicación, o incluso, hacer que el flujo de integración continua trabaje con OpenShift para generar la aplicación implantada.

  • OpenShift trabaja en un clúster de servidores: Los servidores pueden estar bien en un servicio externo en la nube o lo instalados en nuestros servidores del centro de datos.

  • Monitorización y automatización sencilla: Con OpenShift los desarrolladores tienen sistemas automatizados con los que gestionan el ciclo de vida de las aplicaciones de forma sencilla.

  • Pago por uso: Red Hat con OpenShift permite pagar en función de los recursos que necesitemos. Por ejemplo, podemos escalar aplicaciones durante un tiempo y volver a reducir los recursos cuando creamos necesario.

/ Preguntas frecuentes

Respondemos a las preguntas que más escuchamos sobre OpenShift para que no te queden dudas. Si crees que nos hemos olvidado de alguna, contacta con nosotrxs ¡Queremos ayudarte!



OpenShift vs Docker +

Docker ha sido durante mucho tiempo sinónimo de contenedores, pero ahora, cuando hablamos de Docker podemos estar haciendo referencia a: una tecnología de contenedores concreta, una empresa de software, o una comunidad open source.

OpenShift internamente trabaja con Docker y Kubernetes. Docker como gestor de contenedores, al igual que OpenShift, ayuda a automatizar la implementación de aplicaciones mediante contenedores livianos, simples y portátiles. Sin embargo, existen diferencias entre OpenShift y Dockers.

Por ejemplo, en cuanto a la velocidad, Docker ofrece una integración y acumulación más rápida que OpenShift, que puede presentar retrasos por bloqueos masivos para el upstream.

OpenShift proporciona un entorno más seguro y fácil de ejecutar gracias a las guías, Docker en cambio, no cuenta con este tipo de apoyo dándonos más libertad a la hora de ejecutar pruebas o reproducir una aplicación.

Aunque OpenShift, Docker y Kubernetes presenten diferencias entre sí, también se relacionan ofreciendo soluciones a diferentes problemas. Una buena estrategia podría ser encontrar la manera de implementarlas en simultáneo.

Cómo funciona OpenShift+

Red Hat OpenShift gestiona clústeres, conocidos como grupos de contenedores. Cada clúster está formado por dos partes: el plano de control y los nodos de trabajo. En los nodos de trabajo se ejecutan los contenedores, cada uno con su propio sistema operativo Linux. Por otro lado, el plano de control es el que se encarga de mantener el estado del clúster mientras los nodos hacen el trabajo de informática.

Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y mejorar tu experiencia